¿Cómo es un día en la vida de un TCP?

¡Muy buenas tripulantes! Aquí estamos una vez más para contaros algo que quizás alguna vez os habéis planteado si estáis interesados en ser tripulantes de cabina de pasajeros: cómo es el día a día de este maravilloso empleo. Bien, pues un día en la vida de un TCP comienza más o menos 1 hora antes de la hora de despegue del avión o cierre de puertas (depende a su vez de la duración del vuelo). Se debe llegar correctamente uniformado y listo para trabajar.Un día en la vida de un TCP

Dividiremos el proceso en varias partes para que lo entendáis mejor.

Fuera del avión

Antes de cada vuelo se lleva a cabo una de las cosas más importantes en un día en la vida de un TCP, el briefing de la jornada. En una primera parte, se reúnen los TCPs del vuelo en cuestión y repasan tanto los procedimientos como los elementos de seguridad y la documentación necesaria en caso de inspección. Además, el sobrecargo (TCP al mando) reparte posiciones.

Tras esta primera parte, los integrantes del COCKPIT o cabina de vuelo, se incorporan a la reunión y dan las indicaciones especiales del salto (trayecto en avión): duración del vuelo, previsión meteorológica, código de emergencia, etc.

En el avión

Una vez se hayan aclarado todas las cuestiones, los TCPs se dirigen a sus puestos y se encargan de realizar el SECURITY CHECK. En un día en la vida de un TCP comprobar que todos los equipamientos de seguridad estén bien colocados es fundamental.

Tras el cierre de puertas, se produce la famosa demostración de seguridad y tras ésta los TCPs aseguran cabinas (maletas bien colocadas, compartimentos cerrados, pasajeros sentados, con los cinturones de seguridad y las mesas cerradas, los bolsos debajo de los asientos delanteros, etc.). En caso de evacuación o turbulencias todo ello es importante.

Una vez despega el avión y se apagan las luces, comienza el servicio: bar, basura y recogida. Dependiendo de si el vuelo es largo o corto entonces los TCPs tendrán más o menos descanso. Un día en la vida de un TCP puede ser exhaustivo, por lo que los auxiliares durante dicho proceso se suelen cambiar los zapatos.

Y llega el final del vuelo, el comandante da el aviso y los TCPs vuelven a asegurar cabina. Cuando se apagan las luces, desarman las rampas de seguridad del avión y abren la puerta para el desembarque de los pasajeros. ¡No os olvidéis de sonreír tripulantes!

Final del vuelo

Al finalizar el vuelo en cuestión, los TCPs recogen el avión y revisan que todo está en orden. Puede ser que les vuelva a tocar otro salto o bien puede ser que cambie la tripulación.

Y sí, sabemos que un día en la vida de un TCP puede parecer monótono, pero entre que las jornadas varían y la gente siempre es distinta os aseguramos que no os aburriréis.

Si tenéis alguna pregunta o queréis saber algo más no dudéis en contactar con nosotros. ¡Resolveremos vuestras cuestiones tripulantes!

¡Hasta la semana que viene!